Panel federal dictamina fraude ilegal en distrito electoral de Carolina del Sur

Los fallos federales en otros casos de redistribución de distritos raciales que involucran distritos de la Cámara en Georgia, Luisiana y Arkansas bloquearon la decisión de los jueces en el caso de Alabama. Sin embargo, la decisión de Carolina del Sur no se verá afectada porque la demanda que impugna el mapa del Congreso dice que viola la Constitución, no la Ley de Derechos Electorales.

La conferencia de Carolina del Sur de la NAACP demandó a la legislatura estatal después de que los legisladores aprobaran el nuevo mapa del Congreso en enero pasado. La organización afirmó en la demanda que las estructuras del mapa de los Distritos Congresionales Primero, Segundo y Quinto violaron ilegalmente los derechos de los votantes negros en virtud de las Enmiendas 14 y 15 a la Constitución de los Estados Unidos.

Pero cuando el juicio concluyó a fines de noviembre, los jueces se enfocaron en el Primer Distrito, que abarca la costa de Carolina desde la ciudad más grande del estado, Charleston, hasta Hilton Head. Los demócratas y los republicanos intercambiaron el control del escaño de la Cámara en las elecciones de 2018 y 2020, y cada vez se decidió por menos de un punto porcentual.

El mapa de la Cámara aprobado en enero movió al 62 por ciento de los votantes negros del condado de Charleston del Primer Distrito al Sexto Distrito, un escaño ocupado por el representante Jim Clyburn, un demócrata negro, durante 30 años.

El cambio ayudó a convertir al nuevo Primer Distrito en un bastión republicano. En noviembre, la actual representante republicana Nancy Mays ganó la reelección por 14 puntos porcentuales.

READ  Los viajeros se apresuran a aprovechar la reapertura de China

Los legisladores republicanos admitieron libremente en el testimonio de la corte que dibujaron el Primer Distrito para obtener ganancias partidistas. Pero dijeron que deliberadamente evitaron mirar el desglose racial del nuevo mapa, una defensa que los republicanos han adoptado cada vez más en otras batallas de redistribución de distritos para protegerse de las acusaciones de parcialidad.

En la opinión del panel del viernes, los tres jueces señalaron que un cartógrafo contratado por la Legislatura había testificado que trató de hacer la menor cantidad de cambios posible al dibujar los mapas de los otros seis escaños de la asamblea del estado. Pero dijo que abandonó ese enfoque al volver a dibujar el Primer Distrito y en su lugar hizo «cambios dramáticos» en el condado de Charleston que «crearon una disparidad mucho mayor».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *